no comments

Carlos Jiménez, la sigilosa despedida del líder altruista

Carlos Jiménez, la sigilosa despedida del líder altruistaDel 10 de septiembre de 1994 al 6 de mayo de 2012 pasaron prácticamente dieciocho años. Entre esas fechas y en el mismo lugar, el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, inició con 18 y cerró con 36 años su carrera profesional el probablemente mejor alero alto de la historia de España: Carlos Jiménez Sánchez.

El mundo de la pelota naranja disfrutó de Jiménez durante casi dos décadas. Siempre con igual conducta, seriedad y compromiso.

“Suma y sigue Jiménez” como le anunciaba Andrés Montes, fue el hombre de los intangibles. Un capitán silencioso que guió a la Selección Española a sus mayores éxitos, y lideró a Estudiantes y a Unicaja. Grandísimo defensor y excelente reboteador con una anticipación y lectura del juego descomunales. El mejor ejemplo de jugador de equipo.

San Viator

Madrileño de Carabanchel, Carlos comenzó a empaparse de valores rodeado de balones en las frías y altas canchas del colegio San Viator, en la Plaza Elíptica de Madrid.

Allí se curtió de benjamín a junior, un tipo atípico de 2.05 m que de pequeño jugaba al poste por su talla y envergadura, pero que ya parecía capaz de hacer un poco de todo. Desde el Sanvi dio el salto a un lugar donde seguiría aunando valores y baloncesto en la línea del profesionalismo: Estudiantes.

Fuente: http://www.solobasket.com