no comments

Herrmann volvió al seleccionado y brilló en Angola

Herrmann volvió al seleccionado y brilló en AngolaAsombroso. ¿Cómo esperar que alguien que está dos años alejado del básquetbol profesional vuelva un día y sea la figura de un seleccionado argentino, por más que éste no presente su mejor versión? Es la nueva historia de Walter Herrmann, ese vikingo que maravillaba en sus penetraciones con la pelota en una sola mano durante aquellos dorados Juegos de Atenas.

Dos años más tarde, en 2006, el alero actuó en el Mundial de Japón. Sería su último desafío en el conjunto nacional. Y dejó no sólo la camiseta albiceleste; tiempo después abandonó el profesionalismo para compartir con amigos un equipo de su ciudad, Venado Tuerto.

Un día se supo que estaba dispuesto a volver, que de nuevo tenía ganas de vestir los colores patrios. De esto se enteró el cuerpo técnico y lo convocó. Herrmann, de 32 años, se entrenó durante unas pocas jornadas en el Cenard y viajó a Angola para jugar dos amistosos incluidos en el convenio de intercambio entre ambos países. El primero fue ayer, y resultó ideal: en Luanda, la capital angoleña, la Argentina venció por 71-69 al local y el santafecino marcó 26 puntos, nada menos que 36,6% de los del equipo dirigido en esta gira por Néstor Che García.

Sí, el jugador que había estado dos años automarginado del primer nivel regresó con una actuación estelar, que lo vio no sólo máximo goleador sino también brillar en eficacia y versatilidad: 5 de 6 en dobles, 4 de 5 en triples, 4 de 6 en libres, 6 rebotes, 3 robos y 2 bloqueos, en 25 minutos. Notable.

Es cierto que Angola no integra la elite internacional, pero es el mejor de África y además, en el último Mundial, Turquía 2010, no pasó papelones: perdió decorosamente por 91-70 ante la Argentina. Claro que el visitante esta vez presentó una versión B, o más bien C. Que, dicho sea de paso, resistió muy bien los rigores de un partido muy físico.

Fuente: Canchallena.com