no comments

Siguen las groseras violaciones del ranking

Siguen las groseras violaciones del rankingJosesito López recibió la oportunidad de pelear su primer combate como welter contra Víctor Ortiz, su división natural era la super ligera o junior welter. Como que la pelea contra el zurdo era especial, pues a casi nadie de los que vigilamos la manipulación de los escalafones nos llamó la atención.

Pero el californiano ganó y entonces se aparecen con la que no se puede dejar pasar: López va a pelear contra el Canelo Álvarez por la faja mundial junior middleweight, versión CMB.

Vanes Martirosyan se negó a una pelea eliminatoria contra Erislandi Lara por el derecho a enfrentar a Álvarez, quería un tiro directo. Lara no quiere ni oír hablar de esa definitoria, porque, “a Vanes se le fue el avión”, lo que es igual a “muy tarde para tres comidas”.

Sin embargo, Martirosyan y Lara están ranqueados por el Consejo, mientras que Josesito no aparece ni en los centros espirituales.

Ocurrió con Kelly Pavlik, que lo ranquearon en el primer puesto sin haber debutado en un peso y vuelven con el descaro con López, que tampoco ha peleado un round en el que se estrenará el 15 de Septiembre en Las Vegas. Será interesante saber si lo dejan en el escalafón después que el Canelo le gane, vamos ver…

Josesito tiene récord de 30 ganadas, 18 por KO, 4 perdidas y una tablas, con 51.3 % de anestesia general propinada.

Posiblemente el Canelo noquee al californiano y el interés en darle la oportunidad estuvo en la circunstancia de explotar al público mexicano natural y al chicano, a fin de cuentas, hermanos después de todo.

Erislandi Lara, que debió tener esta oportunidad después de su convincente victoria contra Hearns por nocao, incluso como legítimo ocupante de un puesto escalafonario, debe seguir esperando, como Rigondeaux para unificar, hasta que Dios se apiade de ellos.

Si mañana pudiera comprar el PPV el pueblo que está en la Isla para ver a sus ídolos, hasta un enfermo terminal de 90 años, internado en el Calixto García, recibiría la oportunidad sin pedirla ni saber boxear a despecho de su salud.

Esta gente no ponen donde deben a los peleadores cubanos porque no tienen apoyo financiero, porque su público natural grande está en la Isla, impedido no solo de poder pagar la tarifa, sino hasta prohibido mencionarlos, si no, hasta el viejo cubano que barre el piso de cualquier gimnasio de Miami estuviera discutiendo fajas en Las Vegas, por PPV y ganándolas, que también cuenta.

Fuente: Soloboxeo