no comments

Boxeo: La rosarina Portillo busca su chance ante Tuti Bopp

Boxeo: La rosarina Portillo busca su chance ante Tuti BoppMarisa Portillo se muestra confiada. Respalda esa convicción en las dos oportunidades mundialistas que tuvo desde 2011, a pesar de que en ambas perdió. Piensa que se encuentra en condiciones de quitarle esta noche los títulos del mundo minimosca AMB y OMB a la invicta bonaerense Yésica “Tuti” Bopp. “Estoy para dar un salto de calidad. Quién dice que la tercera no sea la vencida”, manifestó la rosarina sobre la pelea que sostendrá a 10 rounds en el Polideportivo de Monte Hermoso (Buenos Aires), con televisación de TyC, a las 23.

“Enfrenté a la mexicana Ana María Torres (en 2011, por el cinturón supermosca CMB) y a Yésica Marcos (en 2009, por el título argentino), y ambas son superiores a Bopp. Sin subestimarla, la considero como a cualquier otro rival”, aseguró la rosarina de 24 años, cuyo currículum es de 13 victorias (2 por nocaut), 6 derrotas y 2 empates. En tanto, la campeona registra 22 triunfos (10 antes del límite).

“La pelea que hice el año pasado con Carolina Duer por la corona supermosca OMB me sirvió mucho, pese a que perdí. Y más aún cuando después ella le ganó a la Tigresa Acuña. Ese resultado me ayudó aún más para darme cuenta el nivel que tengo. Si contra Duer tuve ese rendimiento, entiendo que puedo pelear tranquilamente con Bopp“, agregó.

Portillo, que junto a Sebastián Luján y Mary Potenza son los únicos rosarinos retadores al cinturón del mundo (ver infografía), recordó un antecedente que pocos deben tener presente. “Hace seis años peleé con Bopp, cuando éramos amateurs. El estilo de una no cambia con el tiempo, por eso no me creo que me vaya sorprender”, dijo la rosarina, derrotada esa vez en las tarjetas.

La imagen de Portillo se hizo conocida a partir del combate que perdió contra la campeona Duer, en Tecnópolis, en octubre. Si bien no pasó tanto tiempo, ahora no quiso desperdiciar esta nueva chance mundialista.

Esta es una pelea muy importante para mi carrera. La acepté por un montón de cuestiones, como la experiencia de haber peleado por dos títulos mundiales y el entrenamiento que vengo realizando. Desde que enfrenté a Torres por la corona mundial hasta el combate con Duer pasó un año. En cambio, ahora se dio esta oportunidad ante Bopp en un abrir y cerrar de ojos. No esperaba que surgiera tan rápido. Por eso decidí pelear”, contó.

Fuente: lacapital