no comments

Diego, querellado por las “cometas”

 

Batista y Maradona, en otros tiempos. El Checho aún le debe 70 mil dólares al Diego

Batista y Maradona, en otros tiempos. El Checho aún le debe 70 mil dólares al Diego

Batista se cansó de Maradona. Lo que hasta ahora tomaba con calma y respondía por medio de la prensa, ahora estará mediado por la Justicia. Es que el DT de la Selección querelló a su antecesor, Diego Maradona, por decir que recibía “cometas” para poner jugadores.

Batista presentó, a través de su abogado Zenón Alejandro Ceballos, una querella por injurias reiteradas en su forma difamatoria y pidió que Maradona pague una multa de 20 mil pesos.

“Desde que nosotros agarramos la Selección se terminaron las cometas. Las mismas cometas que todos los periodistas se hicieron los boludos cuando yo dije que (Carlos) Mac Allister me vino a ofrecer cometas por jugadores porque él ya tenía arreglado con el Checho (Batista) y con (José Luis) Brown las cometas si ellos se hacían cargo de la Selección”, había dicho Maradona semanas atrás desde Emiratos Arabes, donde dirige al club Al Wasl.

El abogado calificó de “una suerte de diarrea verbal” los dichos de Maradona que provocó “un daño moral incalculable” a Batista porque afectó “la reputación deportiva de la que supiera gozar hace ya muchos años”.

“Los términos ‘cometa’, ‘cometas’ o ‘coima’ están inevitablemente asociados en nuestra semántica cotidiana a hechos de corrupción, que no de manera necesaria involucran a funcionarios públicos”, señaló el letrado en su presentación en la que al respecto ironizó que que es improbable que con sus dichos Maradona “haya querido aludir al juego paranomástico de un cuerpo celeste, o al Cometa Halley que envuelto en pronósticos apocalípticos visitó estas latitudes”.

Zenón Ceballos agregó que “está meridianamente claro que la intención de Maradona fue herir el crédito y la reputación de quien lo reemplazara al frente de la Selección Argentina de Fútbol con expresiones que ninguna relación tenían con su desempeño técnico”. La querella quedó radicada en el juzgado correccional 14, a cargo del magistrado Fernando Pigni.