no comments

“Diego no es el que yo conocí”

Diego Maradona y Guillermo Cóppola en sus años dorados en La Bombonera.

Diego Maradona y Guillermo Cóppola en sus años dorados en La Bombonera.

Un reclamo prejudicial de Diego Maradona a Guillermo Cóppola buscando un resarcimiento económico por el “uso de imagen” en el documental El representante de Dios volvió a encender la mecha en una relación de amistad que tuvo sus épocas doradas y que hoy sólo es posible a través de intermediarios. “Diego no es el que yo conocí”, aseguró a 442 el ex apoderado del Diez.

“La verdad no tengo ni idea de esto. Sería la primera vez que existe un reclamo por hablar bien de una persona. Son todas imágenes que ha recogido la productora de lugares que ya han salido. Y si no es por las imágenes, los cuentos son míos. Vividos con alguien, pero los cuentos son míos”, se defendió Cóppola a raíz del último episodio de su conflictiva relación con su “ex” amigo.

La amistad con Maradona, o lo (poco) que queda de ella, se hace inevitable en una charla con Guillote. “Esto me sorprende porque jamás usaría una imagen que no haya sido difundida ya. Y jamás hablaría una palabra que pudiera comprometer o perjudicar a quien todavía siento mi amigo”, reconoció el ex manager del hoy entrenador del Al Wasl de los Emiratos Árabes.

Jamás me escuchaste o me escucharás hablar una palabra en contra de quien yo siento aún mi amigo. Porque es así. Es mi naturaleza. Mi agradecimiento, mi forma de vivir, de ver las cosas, yo no las cambio”, dijo, enfático, Cóppola.

Ante la pregunta obligada, el “hombre que puede fumar bajo el agua” -como alguna vez lo definió Diego- reconoció no tener contacto con Maradona pero se mostró dispuesto a sentarse a tomar un café: “Falta que las dos personas estén de acuerdo, pero por supuesto que yo lo haría”.

“No se si están queriendo sacar algún rédito, pero difícilmento lo saquen conmigo”, retomó Guillote sobre el reclamo y agregó: “Pasa el tiempo y veo que Diego no es el que yo conocí. Me cuesta creer que sea él. No me refiero ni a Claudia, ni a las hijas. Pero tampoco me detengo mucho a pensar. No es algo que me quita el sueño”.

El pasado 30 de octubre Maradona cumplió, en los Emiratos Árabes, su cumpleaños número 51 y Cóppola también quiso estar presente. “El saludo de feliz cumpleaños se lo hice llegar por un amigo en común alemán y por otro amigo italiano”, contó.