no comments

Barcelona goleó en su debut

Todo el Barcelona se suma al festejo del primer gol de Messi

Todo el Barcelona se suma al festejo del primer gol de Messi

En el encuentro que completó este lunes la 2a. fecha de la Liga de España 2011/12, que abrió ese campeonato al no jugarse la primera por huelga, el Barcelona tuvo en el Camp Nou un debut como para que sus hinchas se ilusionen con hilvanar el que sería su cuarto título seguido en ese certamen doméstico, venciendo con un nuevo doblete de Lionel Messi por 5-0 al Villarreal.

Esta vez, Messi convirtió en la parte complementaria los dos últimos goles del equipo, con pierna derecha el primero y de zurda el otro. Pero el rosarino ya había participado decisivamente en el segundo tanto del Barça, con un gran pase en profundidad para que Cesc Fábregas quedara solo frente al arquero y definiera tras eludirlo sobre el final del primer tiempo.

Además de La Pulga, jugó el partido completo para el conjunto catalán Javier Mascherano, mientras que en el Villarreal, que tuvo a Marco Ruben en el banco, lo hicieron dos defensores argentinos: Gonzalo Rodríguez (ex San Lorenzo) y Mateo Musacchio (ex River).

El primer gol llegó a los 25 minutos cuando el canterano Thiago Alcántara, quien jugó como titular ocupando el puesto de Xavi, venció la valla defendida por Diego López con un disparo cruzado rodeado de defensores rivales.

Ya con el partido 2-0 por el gol de Fábregas en la agonía del primer tiempo, a dos minutos de comenzado el segundo el local aumentó la cuenta a través del chileno Alexis Sánchez, quien marcó su primer gol oficial como jugador blaugrana con un buen remate cruzado.

Ese tanto llegó tras una buena combinación entre Messi y Thiago, quienes volvieron a hacer de las suyas apenas cuatro minutos más tarde para que el argentino marcara su primer gol.

La segunda conquista de Messi y última del Barcelona tuvo lugar en el minuto 74, al cabo de una jugada entre Fábregas e Iniesta

En síntesis, otro gran triunfo del equipo de Pep Guardiola, que, sólo tres días después de haber ganado su cuarta Supercopa de Europa en Mónaco venciendo por 2-0 al Porto, volvió a demostrar por qué es considerado el mejor del mundo.