no comments

Vuelo en planeador

Vuelo en planeadorTambién conocido como ‘vuelo a vela’, el vuelo en planeador consiste realizar un vuelo valiéndose únicamente de las características aerodinámicas de la nave y las masas de aire. Un planeador es, pues, un aerodino no motorizado.

La historia fue comenzada por Otto Lilienthal, el padre del vuelo sin motor, pero el desarrollo de este tipo de aeronaves se propagó fuertemente luego de la 1ª Guerra Mundial, ya que el Tratado de Versalles prohibía a Alemania construir aeroplanos con motor para uso militar.

En la actualidad existen planeadores tripulados y radiocontrolados, de ala flexible (parapente) y de alas rígidas o semiflexibles (planeador y ala delta).

Pero la principal característica del vuelo en planeador es que se realiza sin la necesidad de motores.

El planeador logra mantenerse en el aire gracias a la denominada fuerza de sustentación. Ésta lucha contra la fuerza de gravedad y debe tener la misma fuerza que ella, de lo contrario el planeador caería.

Las alas del planeador tienen un diseño que genera fuerzas de sustentación al desplazarse horizontalmente.

Tipos de planeadores:

Encontramos 3 tipos de planeadores.

Primarios: estos se utilizan para entrenamientos y no son más que una armazón y alas sin protección.

Veleros: estos son los más reconocidos y son los que se construyen con el formato de un avión común y corriente. Cuentan con fuselaje y cabina, y un alto grado de eficiencia aerodinámica.

Planeadores de carga: estos son de gran tamaño y diseñados para soportar grandes cantidades de peso. Estos son remolcados por aviones de alta potencia con el fin de aumentar su capacidad de carga.

Requisitos para realizar un vuelo en planeador

Lo principal es el planeador. El precio de este tipo de naves es bastante elevado de u$s 35.000 en adelante. Pero puedes alquilar uno en cualquier club de vuelo.

Lo segundo necesario en importancia es contar con la habilitación correspondiente para realizar un vuelo en planeador.

La mejor época del año para realizar este tipo de vuelos es en verano, cuando el sol calienta la tierra de tal manera que el aire genera corrientes ascendentes que se denominan térmicas. La técnica es la misma que se utiliza para el parapente.

Conocer las técnicas de vuelo con planeador es un requisito fundamental. Acudir a un curso es una excelente opción.

Los planeadores son considerados aviones muy seguros, ya que no podrán contener fallas mecánicas.

Su diseño soporta turbulencias de dimensiones considerables y aterrizajes forzosos en pequeños terrenos.

El vuelo en planeador es la manera más fácil de sentirse en contacto directo con la naturaleza. Lograr pilotear este tipo de naves es una experiencia que llena de sabiduría y emociones a una persona, al tiempo que requiere de una gran concentración y habilidad por parte de éste para lograr mantenerse en el aire encontrando las térmicas necesarias.

Fuente: Deportesextremos.net