no comments

Volar en avioneta

Volar en avionetaVolar en avioneta es una de las aventuras más emocionantes que una persona puede realizar en su vida. La cercanía con el cielo hacen que uno se sienta flotando sobre la tierra. Al ser naves pequeñas pueden llegar a generar una sensación de poca seguridad, pero desde aquí te decimos todo lo contrario.

Volar en avioneta siendo piloto

Para poder ser piloto de aviones deberás realizar el curso necesario. En todos los países se puede realizar, inclusive todas las Fuerzas Aéreas de los países realizan la formación de pilotos.

Generalmente debes acceder al título de piloto privado, que es un paso anterior al de piloto comercial, al cual accedes luego de realizar el curso requerido y un determinado número de horas de vuelo.

Con una licencia de piloto privado (PPL) podrás volar en avioneta y disfrutar de la sensación única que esto significa.

Requisitos para ser piloto privado de avión

•16 años y 9 meses cumplidos y una autorización del padre, madre o tutor. Mayores de 21 años sin autorización necesaria.

•Estudios secundarios aprobados

•Documento de identidad

•Superar un examen psicofísico

•Acumular determinado número de horas de vuelo:

Por ejemplo 40 horas de vuelo, 30 hs. de doble comando (24 sobre aeródromo y 6 hs. de travesía) y 10 hs. de vuelo solo.

•Cursar y exonerar las materias teóricas

•La duración de este tipo de cursos puede variar entre 1 mes y 2 años.

Luego de que se obtiene la Licencia de Piloto Privado de Avión se realiza un número determinado de horas de vuelo como piloto al mando y se efectúa una prueba que habilita al piloto al transporte de personas.

Cuando realices un curso de piloto privado de avión debes certificarte de que se te otorgará una licencia apta ante los países miembros de la Organización de Aviación Civil Internacional, de lo contrario todo tu esfuerzo para volar en avioneta habrá sido en vano.

Este tipo de curso no te acredita a recibir ningún honorario por los vuelos que realices, tampoco puedes realizar vuelos nocturnos, ni en condiciones IFR.

Las personas que padecen epilepsia, trastornos psicológicos, problemas respiratorios graves, grandes problemas de visión, etcétera, no están avaladas para ser pilotos.

Volar en avioneta sin ser piloto Para volar en avioneta sin ser piloto lo primero que debes hacer es conseguir uno y luego dejar los nervios de lado y dedicarte únicamente a disfrutar de esta fantástica experiencia.

Si le tienes temor a las alturas, quizá sea una buena opción que tomes una pastilla para los mareos, pero luego de 5 minutos en el aire te sentirás mucho más seguro.

Mi primera experiencia en una avioneta fue inolvidable. Recuerdo que fui al mediodía, recién levantado y casi sin desayunar, por lo cual pensaba que no lograría superar los mareos y mis nervios de ser la primera ves que volaba.

Llegado el momento estábamos todos dispuestos en la aeronave y prontos a despegar. La parte más difícil fue el despegue, cuando habíamos ascendido unos 15 metros pensé: “si nos caemos no la contamos, y todavía sigue subiendo”.

La sensación durante los primeros 5 minutos era la típica que sentimos en el estomago cuando subimos a la montaña rusa pero constante, y cuando miraba por la ventana se le sumaba el vértigo.

Hasta ahí me preguntaba para que había aceptado la invitación, pero luego que nos posicionamos en la altura estándar que realizaríamos todo el vuelo, una sensación de seguridad se apoderó de todos y era casi lo mismo que viajar en un carro pero con una mejor perspectiva.

El aterrizaje era el próximo paso y el miedo comenzó a volver repentinamente, pero en un abrir y cerrar de ojos estábamos nuevamente en tierra sanos y salvos.

Fuente: deportesextremos.net